Accidentes de Vehículos Industriales

Se entiende que el trabajo industrial es peligroso, por lo que no debe sorprender que las lesiones y muertes ocurran periódicamente en la industria. Lo que podría sorprender, sin embargo, es cuán innecesarias son algunas de esas lesiones.

Según un informe publicado por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional, más trabajadores involucrados en la extracción de petróleo y gas natural mueren en el camino que por cualquier otra causa. Ya sea en vehículos industriales, camiones o automóviles, los trabajadores del petróleo y el gas natural mueren más a menudo en la carretera que en el campo.

El único grupo con una tasa de mortalidad más alta por muertes de vehículos motorizados fue el sector de transporte y almacenamiento.

Según los investigadores, uno de los factores que contribuyen a esta alta tasa de muertes podría ser el requisito de que los trabajadores de gas natural conduzcan largas distancias después de haber realizado un largo día de trabajo. Se ha demostrado que la fatiga aumenta significativamente la tasa de errores del conductor en la carretera, independientemente del tipo de vehículo que se conduzca.

Los Accidentes Innecesarios de Vehículos Industriales deben Detenerse

Un artículo en el New York Times también discutió esta tendencia creciente, y específicamente abordó el problema de la fatiga para los trabajadores del gas natural.

En el artículo, el escritor Ian Urbina entrevista a varios trabajadores y conocedores de la industria para descubrir la frecuencia inquietante con la que las empresas se saltan los límites de las regulaciones de la industria para aumentar las ganancias. Urbina muestra cómo el creciente número de muertes se puede atribuir a las exenciones que las compañías de gas natural y campo petrolífero pueden obtener de las normas de las carreteras del gobierno.

Se hace una cantidad significativa de dinero en la industria petrolera, y la industria del gas natural está en auge. Con el poder de sus grupos de presión, puede ser difícil imponer restricciones a estas poderosas organizaciones.

El poder de tales grupos, sostiene Urbina, es la razón por la cual tales exenciones peligrosas han permanecido vigentes por más de 50 años. Si bien se les exige a otras industrias que permitan a los trabajadores dormir un poco antes de volver a trabajar, la industria del petróleo y el gas natural ha podido, a veces, evitar tales restricciones.

Las regulaciones normales requieren que los conductores de camiones operen sus vehículos por no más de 14 horas al día antes de detenerse a descansar. Pero para la industria del gas natural, los trabajadores no tienen que contar el tiempo que esperan en el lugar de trabajo antes de irse con su carga. A veces los trabajadores pueden esperar más de 10 horas sin un lugar para dormir la siesta o ponerse al día con el descanso.

Si bien puede ser cierto que los accidentes de vehículos industriales ocurrirán ocasionalmente, como resultado de trabajar en una industria intrínsecamente peligrosa, existen regulaciones para evitar tantos accidentes como sea posible. Cuando los trabajadores resultan heridos o mueren por el incumplimiento de las normas de seguridad, los responsables deben rendir cuentas. La ayuda de un abogado con experiencia en lesiones personales puede ser invaluable en la búsqueda de responsabilidad.

Si usted o alguien que usted conoce ha resultado lesionado en un accidente de vehículo industrial por causas ajenas a su voluntad, comuníquese con nuestras oficinas legales hoy mismo para ver cómo podemos ayudarlo.